Quiénes somos

El Círculo Educativo de Taekwon-Do (C.E.T.) es una institución fundada en el año 1991 con sede en el Club 25 de Mayo de Olivos que se dedica a la enseñanza y difusión de este arte marcial en diversos puntos de la República Argentina.

Desde sus comienzos el C.E.T. ha acompañado a miles de estudiantes en su “Camino hacia el éxito” basándose principalmente en formar personas calificadas moralmente el aprendizaje de los cinco preceptos fundamentales del Taekwon-Do: cortesía, integridad, autocontrol, perseverancia y espíritu indomable.

Ver más

Basándonos en estos preceptos y recordando las enseñanzas brindadas por el fallecido Maestro Enrique Eiriz, continuamos bajo la supervisión de los Maestros Víctor Gutiérrez VII Dan y Domingo Minicucci VII Dan, aportando constantemente al desarrollo y la práctica de la actividad con el objetivo de ayudar a todos los integrantes a encontrar y desafiar sus límites para mejorar así, su calidad de vida y hacer del mundo un lugar más justo.

Por otra parte, en un mundo donde los valores se han ido diluyendo poco a poco, en el C.E.T. fomentamos la lealtad y el respeto, siendo miembros activos desde el comienzo de la Asociación Argentina de Taekwon-Do Enrique Eiriz (AATEE) y de la Federación Internacional de Taekwon-Do (I.T.F.), nos ajustamos constantemente a las normativas de dichas instituciones para brindar una educación ejemplar y otorgar no solamente títulos de validez nacional sino también, títulos internacionales expedidos por la Federación Internacional.

Finalmente, queremos agradecerte la visita a nuestro sitio web y te invitamos a ampliar tus horizontes, desafiar tus límites y unirte a nuestra gran familia.

Quiénes somos

Historia

La Federación Internacional de Taekwon-Do fue fundada el 22 de marzo de 1966 en Seúl (Corea del Sur) por el General Choi Hong Hi, creador del Taekwon-Do, con el objetivo de promover la práctica de este arte marcial.

Basándose en sus estudios de Tae Kyon y Karate, el General Choi Hong Hi se dedicó a desarrollar un arte marcial que superara tanto en espíritu como en técnica a esas disciplinas, abocándose a crear nuevas técnicas de forma sistemática durante el año 1954.

Ver más

Como resultado, el 11 de abril de 1955 vio la luz el TAEKWON-DO, cuyo significado más exacto en español sería camino del pie y el puño. Emergiendo así un arte marcial nueva y revolucionaria que utiliza los principios de la ciencia moderna, como la anatomía o la física, para maximizar su eficacia en el combate desarmado.

En la actualidad, la práctica del Taekwon-Do se encuentra presente en casi todos los países del mundo y la Federación Internacional continúa activamente en su promoción y desarrollo.

Basándose siempre en la línea original trazada por el General Choi Hong Hi, el Taekwon-Do ITF se sostiene en el Ciclo de Composición del Taekwon-Do, que se encuentra compuesto de 5 dimensiones íntimamente relacionadas:
1. Movimientos Fundamentales
2. Formas
3. Ejercicios con accesorios
4. Enfrentamientos
5. Defensa Personal

De esta manera, en ITF se fomentan todos estos aspectos del arte marcial, enseñando los movimientos básicos, realizando competencias deportivas de formas y enfrentamientos, utilizando indumentaria y accesorios especializados para la práctica y preparando mediante el entrenamiento a la persona para su defensa personal en situaciones de combate real.

Historia

Historia

Filosofía

La práctica del Taekwondo se basa en cinco preceptos

Cortesía (Ye Ui): La cortesía es un criterio esencial que se requiere a los practicantes de Taekwon-Do, fundamental para construir un carácter noble y entrenarse de manera ordenada. El Taekwon-Do ITF practica la cortesía promoviendo un espíritu de concesiones mutuas, fomentando el sentido de la justicia y humanidad, exigiendo un comportamiento educado y distinguiendo adecuadamente las diferentes graduaciones.

Ver más

Integridad (yom Chi): En el Taekwon-Do la integridad refiere a lograr distinguir lo correcto de lo incorrecto, tener conciencia plena de ello y sentir culpa en caso de accionar de manera incorrecta. Un ejemplo de integridad en el Taekwon-Do es la lealtad del estudiante para con su instructor y la que posee el instructor hacia sus estudiantes.

Perseverancia (In Nae): La felicidad y la prosperidad parecen provenir de personas pacientes. Para lograr objetivos, como mayores graduaciones, perfeccionamiento técnico y obtener una mejora en la calidad de la propia vida, es imprescindible sobreponerse a toda dificultad que se presente con perseverancia y tenacidad.

Autocontrol (Guk Gi): Es un principio extremadamente importante tanto dentro como fuera del lugar de práctica, no sólo relacionado a los aspectos de combate, sino también trasladado a todos los ámbitos de la vida. Un practicante de Taekwon-Do jamás debe olvidar que no hay oponente más difícil de vencer que sí mismo.

Espíritu Indomable (Baekjul Bool Gool): Este principio se manifiesta cuando una persona enfrenta un problema inmenso utilizando su valentía y sin renunciar a sus principios. El practicante de Taekwon-Do enfrentará la injusticia sin temor o vacilación y haciendo caso omiso al poder con el que se enfrente. El espíritu indomable es uno de los pilares en los que debe basarse toda persona para lograr un mundo mejor.

Filosofía

Entrenamiento

Cada dojang tiene diversas maneras de abordar sus entrenamientos pero, como hemos dicho anteriormente, se adopta un lineamiento en común. La parte deportiva dentro del taekwondo es muy importante, pero nunca se debe olvidar su filosofía y esencia de arte marcial el cual debe ser siempre la base del concepto deportivo del taekwondo.

En términos generales los entrenamientos se basan en primer lugar en un pre-calentamiento, indispensable, y totalmente importante en la práctica de cualquier deporte, pero sobre todo en el taekwondo, que es más que fundamental por la movilidad que tenemos directamente con nuestro propio cuerpo.

Ver más

Un buen pre-calentamiento previene lesiones, ya que ante cualquier movimiento mal ejecutado, se puede provocar un desgarro, esguince, torcedura o fractura. Los tipos de precalentamiento pueden variar dependiendo el instructor y la planificación que le corresponda a ese día y obviamente a la edad del practicante. Luego, en segundo lugar, en el núcleo de las clases se trabajan infinidades de ejercicios que tienen relación directa con el ciclo de composición del taekwondo. Se llevan a cabo movimientos fundamentales basados en las técnicas básicas y, practicados exhaustivamente, permitiendo desarrollar habilidad de manera que el alumno pueda enfrentar situaciones de combate real con confianza.

Por otro lado, se trabajan ejercicios de frente a frente que ayudan a perfeccionar la técnica y a comprender la importancia de la distancia y el tiempo en una situación dinámica. También se trabajan las formas (tules), columna vertebral del taekwondo, que son movimientos fundamentales encadenados y que ponen al alumno en una situación hipotética, donde debe poder defenderse, contraatacar y atacar frente a varios oponentes imaginarios.

Otro aspecto importante en el entrenamiento de una clase de taekwondo es el combate, la lucha que permite el enfrentamiento real contra un adversario. Al realizar estos tipos de enfrentamientos reales, se mejora la coordinación, la velocidad, el equilibrio y la concentración contra ataques espontáneos. La defensa personal en las clases es desarrollada con situaciones de agarres reales de alguna parte del cuerpo de la persona, y se instruye sobre diversas maneras de salir lo menos ileso posible de la situación. Y, otro aspecto importante en la consideración de la escuela es el trabajo con accesorios. Consideramos como instructores que la utilización de elementos como focos, escudos, bolsa, palmetas, ayudan a mejorar al maximo el nivel del poder, de la resistencia, la puntería, la velocidad, etc.

En el plano deportivo, el Circulo Educativo de Taekwondo, apunta a desarrollar las cualidades físicas básicas de sus practicantes como lo son la fuerza, la velocidad, la flexibilidad y la resistencia. Factores totalmente importantes en la práctica y en la competición del taekwondo. Para esto se busca direccionar y secuenciar esos cuatro factores dentro de un ciclo de entrenamiento. Por último, no queremos dejar de recalcar la última etapa de un entrenamiento estándar, la etapa de estiramiento final. Esto ayuda a evitar calambres y en principal medida a recuperar los músculos para evitar sobrecarga o molestia fisica.

Todas las etapas son importantes en un entrenamiento de taekwondo, solo esta en el practicante la predisposicion para efectuarlas correctamente en las clases con su respectivo instructor.

Entrenamiento